fbpx

Mantenimiento Preventivo Vs. El Correctivo

PorEquipo BIMnD

Mantenimiento Preventivo Vs. El Correctivo

Desde la Perspectiva del Facility Manager

El uso de BIM extendido a la fases de post-construcción  permite reducir los costes de mantenimiento.  El diseño y la construcción de cualquier edificio, no son la mayor inversión. Lo que dispara los costes, es el mantenimiento  asociado a la  fase post-construcción, llegando incluso a afrontar hasta el 75% de los costes.

La imparable implantación BIM en España, y más aún en países como Holanda, Alemania y otros países nórdicos que nos sacan ventaja , aplicada al mundo del FM (Facility Management) brinda beneficios principalmente en las áreas de comunicación, gestión de costes e información.  BIM contribuye aportando un modelo as-built, también conocido como el gémelo digital , que permite el acceso a un fichero actualizado a todos los profesionales que intervienen en su diseño, construcción o gestión. Aunque quizás la parte que más piropos se lleva, es por el ahorro de costes, la mayor predictibilidad de los posibles escenarios y la facilidad en la visibilidad de interferencias, conflictos o clash detection.

 

¿ Qué es y cuáles son las diferencias entre el mantenimiento preventivo versus el correctivo?

El mantenimiento preventivo es aquel que establece una programación en el tiempo del conjunto de actividades de revisión y sustitución. La prevención siempre es más económica, en primer lugar porque permite agendar las revisiones y sustituciones basándose en las especificaciones de los propios fabricantes y alargando la vida útil de los elementos, pudiendo crear alertas en tus dispositivos digitales para llevar el control por días, meses,años. Para el volcado de información existen varios softwares específicos para FM que toman la información directamente del modelo BIM, por eso la importancia de contar con un gémelo digital de los edificios o complejos de los que se va a programar el mantenimiento.

En la actualidad los FM tienen que lidiar con gran volumen de datos, y el uso popular de hojas de cáclculo como fichero de gestión, a menudo resulta insuficiente. Aplicar la metodología BIM también en las tareas de mantenimiento permite crear avisos específicos desde para la revisión o  la sustitución de cada uno de los elementos permitiendo más efectividad en estas tareas.

En el caso de un hotel por ejemplo, sería como saber cuántas bombillas tienen que ser repuestas este año, o cuántas máquinas de aire acondicionado necesita limpiar los filtros, o en el caso de que toquen cambiar los sanitarios saber con plena certeza el número de metros de pavimentos, pintura, etcétera que se necesite. Y todo a golpe de click, desde el ya mencionado gemelo digital.

El mantenimiento correctivo, espera a que aparezca los fallos y las averías para ser resueltas. El método apaga-fuegos, aunque puede ser funcional, a la larga resulta en menos efectividad y a menudo mayor coste.

Pongamos por ejemplo que se ha levantado la pintura de  algunas habitaciones del hotel. En el mejor de los casos,  necesitarás pedir varios presupuestos antes de decantarte por uno, perdiendo el tiempo de enseñar las áreas que necesita de reparación y el tiempo y recursos (de personal) empleado en ello.

Sin embargo, al contar con tu gemelo digital, puedes saber con precisión cantidades específicas del elemento en cuestión, tan solo accediendo desde tu móvil o tablet en tu modelo BIM digital. Ni que decir tiene, que además no tendrás que descifrar las diferentes propuestas de presupuestos como si fueras el inspector Gadget, sino que podrás especificar cuantías de antemano, ahorrándote las horas de cálculo y homogeneidad al decidir la mejor oferta.

El conocimiento da poder, y BIM te da toda la información que previamente se le haya atribuido.

Si no, te invito a qué hojees este ejemplo de un modelo BIM realizado con un juguete de Lego.

Nos encantaría saber qué otras formas de llevar el control de mantenimiento usáis en vuestras instalaciones. ¿ nos las compartes?

 

 

Sobre el autor

Equipo BIMnD administrator

Deja un comentario