Archivo de etiquetas building information modeling

PorEquipo BIMnD

¿Conoces los 25 Usos BIM?

La metodología BIM (Building Information Modeling) ha demostrado ser un activo invaluable para aquellas empresas que buscan destacarse en un mercado en constante evolución. Con su capacidad para mejorar la eficiencia, la precisión y la colaboración, BIM se ha convertido en un pilar fundamental para proyectos exitosos en todo el mundo.

Pero, para llegar a esto, primero es necesario conocer todos los usos que tiene la metodología BIM: diferenciar el objetivo de cada modelo en cada proyecto y conocer hasta dónde podemos llegar con el uso de esta metodología.

1 Modelado de estado actual

2 Estimación de costes

3 Planificación de fases

4 Programación

5 Análisis de ubicación

6 Auditoría de diseño

7 Revisión de diseño

8 Análisis estructural

9 Análisis de iluminación

10 Análisis energético

11 Análisis mecánico

12 Otros análisis de ingeniería

13 Evaluación de sostenibilidad

14 Validación de la normativa

15 Coordinación 3D

16 Planificación de obra

17 Diseño de sistemas constructivos

18 Fabricación digital

19 Control y planificación de obra

20 Modelado As Built

21 Programación de mantenimiento

22 Análisis de sistemas

23 Gestión de activos

24 Administración y gestión de espacios

25 Planificación y gestión de emergencias

Desde el diseño arquitectónico hasta la gestión de activos, pasando por la planificación urbana y la sostenibilidad, cada uno de estos usos ofrece una oportunidad única para ampliar el alcance y el impacto de BIM dentro de un proyecto.

Cada uno de estos usos representa una forma en que la metodología BIM se aplica en la industria de la arquitectura, ingeniería y construcción para mejorar la eficiencia, la colaboración y los resultados de los proyectos.

En BIMnD contamos con profesionales especializados en los diferentes usos BIM y podemos asesorarte para ampliar el uso de la metodología BIM en tu empresa. Siempre se puede ampliar en alguno de estos usos que aporte valor y optimice el desarrollo del proceso constructivo y de gestión del edificio.

PorEquipo BIMnD

Conceptos básicos para empezar a trabajar con metodología BIM

Antes de empezar a trabajar con metodología BIM, es necesario conocer unos conceptos y nociones básicas que nos ayuden a entender cómo se trabaja en BIM y cómo esta metodología de trabajo puede ayudarnos en nuestro trabajo.

¿Cuáles son los requisitos mínimos para que un modelo BIM sea funcional?

Desarrollar un proyecto con metodología BIM no se trata de desarrollar un modelo exclusivamente. La tendencia es asociar el BIM con las infografías que tanto estamos acostumbrados a ver, pero un “buen uso” de metodología BIM contiene información y un lenguaje propio para comunicarse con otros softwares y profesionales con los que tenemos que interactuar.

La metodología BIM es una manera de certificar que todos los involucrados trabajan desde la misma idea y evitar falsear los planos 2D y documentación estricta.

La metodología BIM ofrece infinidad de beneficios, pero es necesario adaptar cada modelo a las necesidades del proyecto, para poder trabajarlo y gestionarlo de forma adecuada. En aquellos casos en los que no dispongamos de los requisitos, se debe ofrecer un modelo que cumpla con las siguientes premisas básicas:

  1. El modelo debe ser coherente con los planos. Para ello, es posible asociar los planos al programa de modelado. Esto supone una inversión inicial mayor pero los futuros cambios, modificaciones y versiones de estos planos serán más fáciles de obtener.
  2. El modelo debe ser coherente con las mediciones y el presupuesto. El modelo desarrollado debe contener un mínimo de información básica de mediciones verídicas que permita hacer certificaciones, presupuestos y/o control de obra. Este porcentaje no debe ser menor del 40% para no ser un modelo fallido y suele ser deseable que se pueda realizar con él más del 70% del proyecto.
  3. El modelo inicial debe poder usarse en el futuro inmediato (gestión de la obra) o para futuro a largo plazo (mantenimiento). Esto supone que el modelo debe realizarse con unos requisitos mínimos que pueden variar por el software que se usará en termino, la utilidad real del modelo, o el flujo de trabajo necesario para que se pueda extraer información del modelo de manera correcta.

¿Qué niveles puede presentar un modelo BIM?

Un proyecto constructivo puede trabajarse con metodología BIM de principio a fin, pero para que esto ocurra, será necesario la elaboración de un único modelo que se prepare y evolucione en las diferentes fases:

1. Modelo inicial

Este modelo puede ser un reflejo del proyecto básico con las utilidades que este mismo da. Este modelo se prepara para ser modificado rápida y eficazmente, para optimizar los cambios y reimpresiones. Este modelo es ideal para un uso en una fase inicial en la que el proyecto aún no está aprobado. Puede llevar los planos incluidos. Un ejemplo de modelo inicial sería un modelo de un arquitectónico entre LOD200 y LOD 300 (nivel de detalle medio).

2. Modelo de Ejecución

Este modelo es un fiel reflejo de su homónimo proyecto de ejecución. Con la diferencia de que este modelo debe tener la información básica que tiene el proyecto de ejecución no solo en sus planos, sino también en la memoria y en los pliegos (ya que el modelo posee los parámetros adecuados para cumplimentar toda esta información). Esto puede ir desde un proyecto ejecución básico donde cumpla al menos los requisitos mínimos antes descritos, hasta un proyecto donde se integra todos los detalles técnicos para que se pueda realizar la ejecución de obra sin la ayuda de otro documento. Puede llevar todos los planos y detalles integrados en el modelo Nativo.

Este modelo se trata de un modelo federado, es decir, que se compone de distintos archivos de diferentes disciplinas, pero coordinados en un único modelo global. Normalmente suelen componerse de la siguiente manera:

Modelo Arquitectónico -> LOD 200 a 400

Modelo Estructural -> LOD 200 a 300

Modelo Instalaciones -> LOD 300

3. Modelo final “As Built” (como construido):

Este modelo se diferencia de los dos anteriores por la información que contiene. En concreto, contiene los mismos requisitos que el proyecto de ejecución, pero los datos tendrán el concepto de tiempo y ejecutado. Datos como quien ejecutó tal o cual elemento, cuando y como se ejecutó, los cambios realizados en obra, instrucciones técnicas de instalaciones, resoluciones finales… son algunos de los datos que aparecen en un modelo As Built.

Además, este modelo puede integrar la información social, empresarial o de uso del propio edificio, para mantenimiento o gestión del activo una vez entregado. Aquí es donde podemos llegar al LOD 500 siempre que haya una certificación de que la realidad y el modelo coinciden. Esta certificación puede obtenerse mediante un estudio particular o el uso de la nube de puntos.

Para el desarrollo de estos modelos es necesario una inversión de recursos más importante, por lo que hay que estar muy seguro si el coste compensa la futura necesidad de este. Lo habitual es que tenga niveles de detalle e información similares al de ejecución.

¿Qué otros conceptos son importantes para trabajar en BIM?

La metodología de trabajo con BIM es tan extensa que es difícil explicar todo lo que abarca en este post, pero vamos a explicar los conceptos más importantes.

El principal objetivo de la metodología BIM es la interoperabilidad y la preservación en el tiempo del activo que vamos a modelar para futuras utilidades.

Por ejemplo, para un proyecto de una reforma tendremos un modelo existente y uno de estado reformado o ejecución. Podemos trabajarlo para gestionar las demoliciones, reubicar materiales y aprovechar elementos y que quede todo reflejado en de manera gráfica en un modelo que perdure en el tiempo. Esto solo es un fragmento de los diferentes usos que tendrá el modelo (gestión inmobiliaria y mantenimiento, certificaciones, calculo, venta y gestión empresarial…).

Estos conceptos básicos de BIM tienen que tener un flujo de trabajo que hable un idioma común y comunicarse con una vía común. Es importante asegurar que todos los involucrados en el proyecto cuentan con la misma información. Así, los 4 elementos comunes básicos del flujo de trabajo en BIM son:

  • Requisitos: documento o guía para saber qué necesita el cliente y para que quiere el modelo BIM (en obra pública suele ir explicado en la licitación).
  • CDE: “Common Data Environment” o entorno de datos común. Un medio de comunicación común puede ser vía correo o un drive, pero este tipo de medios no asegura algunos conceptos necesarios en proyectos de edificación. Es necesario contar con cierta trazabilidad y seguridad de los documentos del proyecto y contar con mecanismos de entrega, revisión y aceptación. La plataforma específica que cumple con estos requisitos en un CDE, como pueden ser Trimble Connect o ACC.
  • Plan de ejecución BIM (BEP): Este documento pone las “reglas del juego”, nos explica cómo, dónde y quienes hacen y trabajan el modelo BIM con todos los pormenores. Este es un documento vivo, que se modificará ante el consenso de las personas implicadas. Que software usaremos, para que lo usaremos, como se entrega, quien lo recibe, quien es responsable y quien lo revisa, etc.
  • El modelo en sí mismo: el modelo también funciona como herramienta que integra, con un lenguaje común, el conjunto de reglas y descripciones de nuestro proyecto. Geometrías especificas con un criterio de orden y parámetros internos que lo describen (como material, posición, transmitancia térmica o modelo). El gestor del modelo no tiene que ser el propio modelador y no tiene que saber usarlo todo. Para esto es importante el BEP, que muestra las reglas que le corresponden.
PorEquipo BIMnD

¿Qué diferencias existen entre un modelo 3D y un modelo BIM?

En este #blogBIM hablaremos sobre qué es un modelo 3D, qué es un modelo BIM y qué diferencias existen entre un modelo 3D y modelo BIM.

Nos apetecía mucho escribir sobre este tema, ya que es algo en lo que suele haber dudas y no queda del todo claro cuáles son las diferencias entre ambos modelos. Porque un modelo 3D no es lo mismo que un modelo BIM.

"Un modelo 3D no es lo mismo que un modelo BIM"

Un modelo 3D es una representación gráfica que recoge las características más esenciales del activo o espacio, como son características físicas o descriptivas: forma, textura, etc. En cambio, un modelo BIM además de integrar las características físicas, permite integrar otro tipo de información basada en datos: información sobre materiales, planificación y tiempos de construcción, por ejemplo.

En resumen, un modelo 3D aporta información geométrica y un modelo BIM aporta información geométrica y paramétrica.

¿Qué usos tiene un modelo 3D frente a un modelo BIM? ¿Hasta dónde puede ayudarme un modelo 3D en un proyecto constructivo?

Un modelo 3D de un edificio nos ayuda a nivel infográfico y/o visual para crear espacios y objetos en 3D y/o conocer las dimensiones de cada estancia.

Ahora bien, si necesitamos datos de elementos, productos o materiales, necesitamos recurrir a un modelo BIM que nos ayude a documentar el edificio.

El término BIM significa “Building Information Modeling”, donde es importante aclarar que BIM no es un 3D y no es un software, si no que es una metodología de trabajo colaborativa que pone el foco en la Información.

De esta forma, un modelo BIM nos aporta valor en todo el ciclo de vida de un activo: desde la fase de diseño, el proceso constructivo y la fase de operaciones y mantenimiento. ¿Cómo? ¿Qué podemos hacer con un modelo BIM que no permite un modelo 3D?

  • Detección de interferencias entre disciplinas: arquitectónico, estructural e instalaciones
  • Planificación y seguimiento de obra
  • Cálculo de costes y viabilidad económica del proyecto
  • Análisis de eficiencia energética y sostenibilidad
  • Seguimiento de inspecciones y control de reparaciones del edificio
  • Requisitos paramétricos y espaciales en 3D

Para conseguir un modelo BIM de calidad, es necesario conocer con antelación el objetivo del modelo. El equipo de arquitectos no se limita a modelar el edificio para conseguir su representación en 3D.

Además, debe trabajar con toda la información y especificaciones adicionales para integrarlos en el modelo y que cumpla con el fin para el que ha sido creado.

La elaboración de un modelo BIM requiere de personal técnico cualificado y la inversión de tiempo y recursos es mucho mayor.

La metodología BIM presenta una enormidad de utilidades frente a un modelo 3D. No son comparables a muchos niveles, pero es muy común que se confundan.

El 3D es lo más visible dentro de la metodología BIM, pero sólo constituye una base para un sistema de trabajo multidisciplinar.

El potencial de la metodología BIM y su uso combinado con múltiples tecnologías, como la inteligencia artificial, permitirán un desarrollo futuro que aún no conocemos en campos tan dispares como la ingeniería, la medicina o la gestión de activos.

PorEquipo BIMnD

Las 7 Dimensiones BIM

En la era de la digitalización y  las recientes normativas de obligatoriedad en BIM diversas fuentes (Transparency Market Research y Allied Market Research) realizan estudios para lanzar sus previsiones globales de crecimiento de la metodología BIM. Año tras año las previsiones mejoran, lo que llega a establecer crecimientos anuales por encima del 20%.

La metodología BIM, va mucho más allá del modelado 3D.

En la actualidad su utilidad se extiende a lo largo de todas las fases  de una edificación, desde la del diseño y concepción del proyecto, pasando por la de construcción y mantenimiento hasta su demolición o reciclado.

Aunque para sacar el modelo tridimensional es suficiente con 3 dimensiones, cuando hablamos de sacar todo el rendimiento a BIM, a lo que nos referimos es, a toda la posibilidad de información que podemos adjuntarle.

las dimensiones bim
Fuente Imagen: Editeca

En la actualidad, aunque en constante actualización, se hablan de 7 dimensiones BIM, aunque algunas fuentes llegan incluso a especificar los requerimientos y beneficios de hasta 10 dimensiones.  Así que el futuro es BIM y el momento de implantarlo es ahora.

Las Dimensiones en BIM

1D Concepto

Establecimiento de las bases para los proyectos colaborativos, como el Mandato BIM que realizó Cataluña.

2D Vectorización del Boceto

Establecer el flujo de trabajo y los procedimientos organizacionales (plantillas) en torno a BIM de las distintas áreas de trabajo implicadas.

3D Modelado

Requisitos paramétricos y espaciales para la construcción del gemelo digital del elemento con el software elegido. Coordinación de las distintas disciplinas (arquitectura, estructura e instalaciones), control de calidad y viabilidad constructiva y la preparación de la documentación para la comercialización.

4D Planificación

Hace referencia a la dimensión temporal con el objetivo de establecer los plazos de ejecución y lograr que se cumplan. A menudo tiene en cuenta la logística de obra, planificando qué y cuándo se necesitan los medios auxiliares, definiendo el tiempo, duración y la fase determinada de utilización.  La utilidad del 4D es su dinamismo y la capacitación de anticiparse a los posibles conflictos, clash detection, que puedan surgir en obra, para ser subsanados en la fase de diseño, donde el coste es notablemente inferior que en la fase de ejecución.

5D Costes

La estimación y control de costes afecta sobre la rentabilidad del proyecto. En la quinta dimensión BIM, se generan presupuestos, se realizan los estudios de viabilidad económica, se gestionan las ofertas y contrataciones, así como lo relacionado con el retorno de la inversión y beneficios en general.

6D Sostenibilidad Energética

Hace referencia a todo lo relacionado con ecoeficiencia, certificaciones en sostenibilidad (Leed, Breeam, Passivhaus…), simulaciones sobre el comportamiento energético, o el llamado BIM verde. 

7D Seguimiento/ Mantenimiento

Define la guía para alargar y mantener la calidad del proyecto una vez construido, incluye lo referente a  las inspecciones, reparaciones, etc. Para los propietarios es una de las dimensiones BIM más importante, ya que repercute en su utilidad y la gestión de los costes de conservación. Debe documentar todo lo necesario para la gestión del espacio y su mantenimiento. Aquí el objetivo es saber qué, cuándo y cuánto.

Si tienes alguna duda sobre estos conceptos o necesitas asesoramiento sobre BIM, puedes contactar con nosotros, estaremos encantados de conocerte:

PorEquipo BIMnD

Parametrización BIM | Conexión Rhino – Grasshopper – Archicad

¿Qué es la parametrización BIM? ¿Para qué sirve el modelado paramétrico en la tecnología BIM?

La parametrización BIM o el modelado paramétrico es otra de las muchas caras de la tecnología BIM. La palabra “paramétrico” se define como un valor variable que puede cambiar según la situación, añadiendo dinamismo y flexibilidad al proceso.

El modelado paramétrico puede presentar una desventaja si no se tiene conocimientos en programación. Este modelado requiere la creación de una herramienta capaz de realizar los diferentes casos posibles y, en la mayoría de los casos, es compleja y requiere conocimientos de programación.

En cambio, la parametrización BIM presenta una enorme ventaja: la facilidad con la que nos permite realizar cambios en un modelo BIM, ya que su resolución es inmediata y puede variar las veces que queramos, según los parámetros establecidos previamente.

Pero, ¿Qué opciones tenemos a la hora de realizar modelados paramétricos?

Existen multitud de programas y formas para realizar dichas herramientas, desde plugin hasta otros programas que nos ayuden con una conexión más directa. Dynamo y rhino-grasshopper son los programas más usados para este tipo de procesos y tienen conexiones directas con programas BIM como Archicad y Revit.

Estos dos programas utilizan componentes para llevar a cabo el script o herramienta. Para ello, utilizan un lenguaje de programación llamado “programación visual”, un lenguaje de programación no escrito diferente al necesario para realizar plugin.

Caso práctico

Para mostrar el potencial de la parametrización BIM, os traemos un caso práctico realizado con la conexión Rhino – Grasshopper – Archicad que consistirá en la parametrización de una cimentación por zapatas rígidas aisladas. 

Además hemos añadido el cálculo basado en el libro Números Gordos en el proyecto de la estructura. Explicaremos en qué consiste brevemente la herramienta:

1. Datos de entrada

La herramienta depende de unos datos de entrada los cuales se cogen a través de los pilares ya colocados en el modelo mediante ciertas propiedades para el cálculo.

Dichos datos se recogen gracias al componente “Extract property settings” del plugin de la conexión Archicad – Grasshopper.

2. Cálculo de Zapata

El cálculo se puede realizar de varias formas: a través de expresiones en las propiedades dentro de Archicad, hojas de cálculo de Excel que se lean directamente en las propiedades de Archicad o en Grasshopper.

En este caso, lo hemos realizado directamente en el código de Grasshopper. Como se mencionó anteriormente, el cálculo está basado en el libro Números Gordos en el proyecto de la estructura haciendo diferencias entre zapata centrada y de esquina, por un lado, y medianera, por otro.

3. Geometría y datos

Por último, la herramienta realiza la geometría según el punto de anclaje del pilar y ordena los datos para asignarlos a las propiedades del elemento forjado en Archicad.

4. Resultados

El resultado se puede previsualizar en la ventana 3D de Rhinoceros o en Archicad.

Desde las propiedades del pilar podemos cambiar los datos de entrada de cálculo y la herramienta actualizará instantáneamente el resultado en el 3D de Archicad. Además, incluye propiedades para listar el acero necesario en cada zapata y la separación entre redondos.

Y para finalizar, ¿por qué elegir este tipo de tecnología?

Hoy día, la programación e inteligencia artificial está entrando de lleno en la redacción de proyectos. Estas herramientas provocan un aumento significativo en nuestro rendimiento, aportando posibilidades infinitas y todo lo que nos lleve nuestra imaginación.

Los errores en el diseño ya no son tan perjudiciales, sólo cambiando los parámetros de entrada te darán el resultado inmediatamente corregido, ahorrando horas de rediseñado y modelado.

PorEquipo BIMnD

Datos de licitaciones públicas con requisitos BIM en España en 2022

2022 está a punto de finalizar y estos últimos días del año nos sirven para reflexionar, hacer una valoración de cómo ha sido el año y en BIMnD no vamos a ser menos: en el blog de hoy queremos hacer una valoración de los datos de licitaciones públicas con requisitos BIM en España en 2022, en base a los datos que nos aporta el Observatorio de Licitaciones Públicas CBIM.

«Aumenta el número de licitaciones con requerimientos BIM publicadas»

En 2022 el número de licitaciones públicas con requerimientos en BIM han sido 511, número muy similar al 2021 aunque con un ligero ascenso (+11u). La inversión acumulada asciende hasta 2,5 millones.

La Comunidad Autónoma con mayor implementación de BIM en licitaciones públicas sigue siendo Cataluña, seguida de lejos por la Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana. En cambio, Navarra y La Rioja están a la cola según los datos del observatorio.

«El mayor número de licitaciones BIM se publica para las fases de construcción»

Según la tipología de proyecto, los proyectos en las fases de construcción y diseño son en los que más se usa el BIM en licitaciones públicas, aunando más de un 90% del total. El objeto de proyecto más común: la dirección o asistencia técnica en obra, que por primera vez supera a los contratos de proyecto constructivo que se encontraba como el principal objeto. En el otro extremo, tenemos los proyectos de explotación y mantenimiento que representan sólo un 2% de las licitaciones en BIM.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana es el líder en inversión en licitaciones BIM, principalmente en proyectos de infraestructuras. Si tenemos en cuenta únicamente el sector de la edificación, es el Ministerio de Hacienda el que acumula una mayor inversión.

Cuando se elabora un pliego para una licitación, uno de los aspectos que vienen recogidos son los usos del BIM o la finalidad para la que se va a utilizar la metodología BIM. Los usos más comunes son la integración de disciplinas y coordinación 3D, la visualización y obtención de mediciones/presupuesto, recogiéndose en más del 90% del total de licitaciones de 2022.

Otro elemento que forma parte de forma mayoritaria en los requisitos BIM en pliegos es el entorno de colaboración o CDE, en el 97% del total concretamente. Aunque vemos que no es un aspecto importante a la hora de calcular la puntuación técnica.

«Predomina la puntuación técnica como requisito de idoneidad en los pliegos administrativos»

Por último, la puntuación técnica es la forma predominante a la hora de incorporar metodología BIM en los pliegos administrativos, un 77%. Los aspectos que se tienen en cuenta a la hora de calcular esta puntuación técnica se concentran principalmente en cinco:

  • La experiencia o formación de los perfiles BIM propuestos en el contrato
  • Aspectos equivalentes a la adecuación de la metodología BIM a los requisitos específicos del contrato
  • La descripción del planteamiento para dar respuesta a los usos BIM estipulados
  • Aspectos relativos al modo en que se implementará BIM en el contrato
  • Usos BIM adicionales 

En definitiva, os invitamos a visitar el Observatorio CBIM creado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana como una forma de conocer el avance de la implantación de la metodología BIM en España.

Desde nuestra experiencia, aunque percibimos todavía algunas barreras a la digitalización e implantación BIM en la Administración Pública, vemos un avance año a año. Cada vez son más las Administraciones que entienden el valor de la innovación y la importancia de la transformación digital en la gestión de proyectos y activos en el sector AECO.

PorEquipo BIMnD

¿Qué exige una entrega en BIM?

Sois muchos los que nos preguntáis qué exige una entrega en BIM o dónde está el mínimo para hacer una entrega en BIM. 

Cuando se exige una entrega en BIM, nos referimos a «usando metodología BIM». Un modelo BIM por si solo es únicamente una parte del trabajo. Tenemos que demostrar, justificar y medir que parte del trabajo, ya sea diseño o ejecución, se ha realizado con Metodología BIM: lo que llamamos desarrollo del BIM.

En resumen, esto supone:

Documento del plan de ejecución BIM (BEP)

Este documento (que se describe en la UNE EN-ISO 19650) debe gestionarse por parte del promotor o del licitador o al menos formar parte de la licitación donde pone en contexto el uso del BIM, (como, para qué, cuando, quien y con qué).

En el caso de que no se gestione este documento desde un principio (de ser así, iría en contra de la propia norma) pero se exija metodología BIM, debe realizarse por parte del responsable BIM del contrato, como documento demostrativo del flujo de trabajo realizado, condiciones recepción y entrega , requisitos y usos de los modelos, responsables implicados y responsabilidades descritas y gestión de información y archivos (CDE*).

Como último dato sobre el BEP, tenemos que saber que es un documento vivo. Quiere decir que habrá revisiones pactadas y cambios adaptados a las necesidades a lo largo del proceso de desarrollo BIM (cambio de software, cambio de responsables, problemas en el diseño/ejecución…). Además, obliga a pactar reuniones periódicas de los agentes y tendremos que reflejarlo en este propio documento como hitos en el tiempo con trazabilidad y firmado por todos para certificar el acuerdo entre los agentes implicados en la metodología BIM.

Este documento debe empezar a crearse en la fase de conceptualización del proyecto, modificarlo en el tiempo de manera justificada y aprobada y entregarse junto con el modelo final “As built”.

Entorno de datos común | CDE

Este elemento descrito en el BEP a grandes rasgos es un repositorio que sirve como medio de entrega, comunicación y control entre los distintos agentes (también descrito en la UNE EN-ISO19650).

Para ello, puede ser un servidor particular que cumpla los requisitos o un software online usado para ese fin con acceso parcializado de los agentes involucrados en la metodología BIM. Aquí tiene que verse la trazabilidad de la información y mediante un proceso de revisión y aprobación.

Será el medio de entrega, recepción y comunicación de los modelos, información necesaria para estos e incluso la información general del proyecto si se exigiese la entrega y revisión del propio proyecto y documentación asociada por este medio.

Quiere decir que la mayor cantidad de información posible debe pasar por este proceso comunicación, revisión, aprobación y archivo. Sumado a que este proceso quede documentado en tiempo, forma y responsable.

Modelos BIM

El modelado debe estar descrito en el BEP, porque puede variar el tipo, forma y cantidad en función no solo del tamaño del proyecto si no también la fase de desarrollo que se encuentre y del requisito de licitador y su posible uso.

La cantidad de usos y requisitos del BIM no se pueden resumir en este documento, por cantidad, circunstancias y complejidad. Esto nos obliga a cambiar el modelo, estructurarlo y gestionar la información en un proceso que genera varios modelos. Estos deberán guardarse y conservarse (CDE*) durante el proceso de desarrollo BIM y aprobarse o descartarse en la parte de aprobación y archivo.

A continuación, aparecen los principales requisitos que se han usado en licitación pública en los años 2020,2021 y 2022:

Esto quiere decir que el modelo se debe preparar para unos criterios particulares. A la necesidad del modelo exigido. Tanto afecta que el requisito del modelo afecta directamente a su calidad y cualidad directamente.

Modelo «As Built»

La existencia de esta cláusula exige que la entrega sea de un modelo «As built» que se traduce al castellano “como construido”, es el pináculo de nuestro trabajo durante todo el desarrollo BIM. Aquí recolectamos toda la información aceptada y aprobada. Esto supone la entrega de un único modelo (o varios coordinados/federados) al final del desarrollo BIM (ej: final de obra), realizado con un programa de modelado, que contenga la información tanto gráfica como la información no gráfica (datos de proyecto). Esta información debe estar en cantidad y cualidad a cómo debe estar reflejada en el BEP (plan de ejecución BIM, suministrada por el promotor o licitada también por este) y junto a él.

Consiste en resumen recolectar toda la información trazable posible y entregarlo junto con el modelo final de la forma exigida y como formato OPENBIM (IFC).

En el caso del modelo «As Built» debe reflejar todos los cambios hechos en obra, con lo que será necesario hacer un control y levantamiento para actualizar el modelo de ejecución de obra para ese fin y añadirle aquella información que exija el órgano licitador/ promotor (cuya descripción debe estar reflejado en el documento BEP). Todo esto debe entregarse mediante un CDE (un repositorio controlado por el responsable BIM, con trazabilidad y confidencialidad, que también debe ser descrito en el BEP).

Si estamos en el supuesto de no hay ningún documento, ni responsable que gestione el trabajo de metodología BIM, se hará un pequeño BEP explicativo junto a la licitación (en donde se explique la metodología usada: la comunicación entre agentes, el medio comunicación, CDE, software usado para entrega entrega).

La cantidad y calidad de este modelo variará en función de los requisitos de un uso posterior de este. Lo más importante que debemos tener en cuenta debemos certificar lo mejor posible que es acorde a la realidad desarrollada.

PorEquipo BIMnD

3 Básicos para empezar a modelar en ArchiCAD

No es la primera vez que hablamos de primeros pasos en BIM o de ArchiCAD en este blog. Si has decidido dar el paso y comenzar a trabajar con este software de modelado BIM, queremos darte 3 básicos para empezar a modelar en ArchiCAD, tener un entorno de trabajo funcional y preparado para iniciarte. 

1. Barra de herramientas

Lo principal para empezar a modelar en Archicad, es ir añadiendo las barras de herramientas que vamos a utilizar para nuestro trabajo y colocarlas en la posición más cómoda, según nuestras necesidades.

En BIMnD llevamos más de 6 años trabajando en proyectos de modelado en ArchiCAD y, según nuestra experiencia, las barras de herramientas principales y su colocación sería la que podéis ver a continuación:

Queremos destacar la barra de herramienta de “TeamWork”. Esta es muy necesaria cuando se trabaja en colaborativo, algo esencial cuando se trabaja en BIM. Podéis encontrarla en la parte de “Más Barras de Herramientas”.

2. Ocultar navegador

Un pequeño detalle que nos va a permitir tener el espacio de trabajo más amplio a la hora de modelar es ocultar el navegador:

Y seguramente muchos de vosotros os estaréis preguntando: “¿Y cómo me muevo por las distintas plantas a la hora de moderar?”, “¿Cómo abro el 3D?” Tranquilos, siempre hay que tener en cuenta que el icono del Navegador va a estar activo, lo único que no estaría desplegado.

Un atajo para movernos entre las distintas plantas es: hacer clic con el botón derecho sobre la pestaña [0. Planta Baja] y ahí nos aparecerán todas las plantas para poder desplazarnos.

Otro atajo para abrir el 3D sin tener que utilizar el navegador es: sin tener seleccionado nada del modelo, presionar F5 y se abrirá la pestaña de 3D.

Por último, para entrar a un alzado o sección, hacer clic sobre ella y pulsar a “Abrir con las Definiciones de Vista Actuales”

3. Guardar perfil de entorno de trabajo

Por último, aconsejamos que una vez tengamos organizado y configurado el entorno de trabajo a nuestro gusto, guardemos y creemos un Perfil de Entorno de Trabajo. Con esto, siempre que iniciemos o creemos un nuevo proyecto, podremos elegir nuestro perfil y tenerlo todo configurado a nuestro gusto y según nuestras necesidades.

Para crear este perfil recomendamos seguir los siguientes pasos:
Opciones > Entorno de Trabajo > Entorno de Trabajo > Perfiles del Entorno de Trabajo > Nuevo Perfil: asignamos el nombre que más nos guste y siempre que iniciemos un proyecto podremos elegir este perfil.

Hasta aquí los 3 básicos para empezar a modelar en ArchiCAD. En BIMnD apostamos por la transformación digital del sector AEC y por la metodología BIM como una forma de trabajo eficiente, sostenible y que enriquece enormemente los proyectos de edificación. Por eso es tan importante promover el trabajo en BIM de forma correcta para sacar el máximo partido de esta novedosa metodología de trabajo.

Los consejos que os hemos aportado hoy son muy básicos y una pincelada de todo lo que se puede aprender de ArchiCAD. Si estás interesado en especializarte en este software de modelado, no dudes en echar un vistazo a nuestros cursos de formación en Archicad.

PorEquipo BIMnD

5 Tips para compartir un modelo BIM en Revit

Como ya sabemos, trabajar correctamente con metodología BIM significa cooperar con diferentes personas dentro de un proyecto. Así, cuando trabajamos con Revit, lo normal es que tengamos que compartir nuestro modelo con profesionales de diferentes ámbitos: arquitectura, ingeniería, instalaciones o construcción. Algo que no siempre es fácil si no se lleva a cabo un trabajo ordenado desde el principio.

En este blog presentamos 5 tips para compartir un modelo BIM en Revit. Cómo conseguir un trabajo limpio y ordenado para mejorar tu experiencia con los demás usuarios y la experiencia de los demás usuarios contigo.

1. Mantén ordenado el navegador de proyectos

Tener bien ordenado el navegador de proyectos nos ayuda a organizarnos durante el modelado. Utilizar varias vistas no sólo nos va a venir bien para organizar nuestro trabajo, sino que cualquier persona que colabore con nosotros va a poder usar rápidamente las vistas que necesite sin nuestra ayuda.

A la hora de la entrega, elimina aquellas vistas que no sean de utilidad o que simplemente hayas usado como soporte y/o borradores.

2. Purga los elementos no utilizados

Durante el modelado cargamos muchas familias que finalmente no utilizamos y suponen un peso extra para el modelo. Para tener un archivo más liviano, purga los elementos no utilizados con la herramienta: Gestionar > Limpiar elementos no utilizados.

De esta forma, podrás borrar sin preocupación elementos que están cargados pero no se utilicen en el modelo, como familias, anotaciones y materiales que aumentan el peso del archivo. Utiliza esta herramienta varias veces para eliminar elementos anidados.

3. Selecciona una vista inicial

Al igual que necesitamos una portada cuando entregamos cualquier trabajo, con Revit podemos seleccionar una vista inicial representativa del proyecto. Podemos optar por una imagen 3D que nos guste, una vista final en planta o uno de los planos del proyecto. También podemos crear nuestra propia portada personalizada. Lo podemos hacer con la herramienta: Gestionar proyecto -> Vista inicial.

4. Configura conjuntos de publicación

Lo normal al entregar un proyecto de Revit es que vaya acompañado de planos, imágenes o archivos (en CAD o IFC).

Para organizar todos estos archivos podemos crear conjuntos de publicación, que nos facilitará a la hora de imprimir planos, exportar imágenes u otros archivos. Lo podemos hacer con la herramienta Colaborar > Configuración de publicación.
De esta forma podremos exportar conjuntos enteros sin tener que hacerlo uno por uno.

Consejo extra de regalo: Guarda los conjuntos para poder utilizarlos más tarde si es necesario. 😉

5. Comparte un enlace de Autodesk Viewer

Para compartir nuestro modelo de una forma fácil y rápida podemos usar un enlace de Autodesk Viewer. De esta forma, nuestros clientes y colaboradores podrán ver fácilmente nuestro modelo 3D y los planos y vistas que queramos mostrar. 

Es importante tener en cuenta el conjunto que se va a publicar por defecto en la nube. 

Ayuda | Seleccionar vistas y planos para publicar en la nube | Autodesk

Una vez configurado el conjunto, solo tenemos que acceder con nuestra cuenta de Autodesk y cargar nuestro modelo.

Estos tips no sólo nos ayudan a compartir nuestro trabajo, sino a poder organizarnos nosotros mismos para trabajar de una forma limpia y ordenada. También nos sirve a la hora de guardar un proyecto y retomarlo tiempo más tarde será más fácil, ya que encontraremos el modelo organizado. Puedes adaptar cada paso a tus necesidades y las necesidades de tus colaboradores para mejorar tu experiencia. 

Hasta aquí los tips para compartir un modelo BIM en Revit. En BIMnD apostamos por la transformación digital del sector AEC y por la metodología BIM como una forma de trabajo eficiente, sostenible y que enriquece enormemente los proyectos de edificación. Por eso es tan importante promover el trabajo en BIM de forma correcta para sacar el máximo partido de esta novedosa metodología de trabajo.

¿Quieres saber más sobre esta metodología? Contacta con nosotros.

PorEquipo BIMnD

Consejos para un modelado BIM inteligente

Todo buen modelador de edificaciones sabe que la experiencia es un grado y que hay procesos que, a priori, parecen no tener sentido y alargan el trabajo. Pero, todo lo contrario. 

Estos consejos para un modelado BIM inteligente te darán una visión más completa del modelado, además pueden hacer de nuestro modelo algo realista, rápido y bien ejecutado.

1. Modela como se construye

Empezamos con el punto más obvio: el hecho de pensar como se debe de modelar. Es necesario integrar en nuestro modelo los conceptos de tiempo y realidad:

Por concepto de tiempo entendemos que hay elementos que deben construirse primero. De manera que no concebimos una estructura si no hay unos cimientos. Obliga a tu mente a tener presente la ley de la gravedad y modela como tal.


Existe la tendencia, tanto de modeladores principiantes como expertos, a obviar el concepto de tiempo y ahí empiezan los problemas de realidad. Eso quiere decir que modelamos objetos en relación a otros de manera abstracta. 

En resumen, no podemos dejar tejados volando en el aire o que el modelo de nuestra vivienda, carretera o puente parezca que flota en el vacío. Plantear esto te ayudará a definir con más exactitud y sacar un modelo más completo.

Te doy un consejo: pregúntate a ti mismo constantemente ¿Esto cómo funciona?

2. El color no es lo más importante

Siempre hay que tener presente los requisitos que tenga el modelo. Unas veces necesitaremos un modelo para infografía hiperrealista y, otras veces, tendrá un carácter más técnico (especialmente en el flujo de trabajo BIM). Tenemos que pensar muy mucho si esta presentación hiperrealista compensa el esfuerzo y el tiempo, porque a veces menos es más

Hay tantos gustos como colores, y en ocasiones es imposible gestionar ideas estéticas. Una vista técnica con pocos colores o un simple delineado en blanco y negro nos ayuda a centrarnos en lo importante de nuestro modelo.

3. Cambia tu punto de vista

Durante un modelado tendemos a usar vistas ortonormales. Nos acomodamos trabajar en una sola vista con el riesgo de que damos por entendido que se está modelando todo lo que necesitamos. Es difícil comenzar a trabajar en múltiples vistas porque se ralentiza el trabajo inmediato, pero hay que hacer el esfuerzo.

Tener un buen flujo de trabajo que nos permite ver varias vistas en distintos ángulos, tanto ortonormales como en 3D, ayudará enormemente a que nuestro trabajo se acelere en su conjunto y los errores sean menos frecuentes.

4. ¿Dónde pones eso?

Cuando modelamos un objeto en cualquier programa de modelado BIM, este se asocia a un nivel o a otro objeto (que a su vez se asocia a un nivel). Lo que quiere decir que todo queda asociado y su posición tiene nombre y apellidos (nivel asociado, desfase de colocación y posición). Si esto no se cumple, no busques más, no estás haciendo un modelo BIM, solo es un modelo 3D.

Que todo esté asociado a un nivel es esencial para un trabajo colaborativo correcto. Es muy tentador copiar objetos que se parecen, pero debemos asegurarnos que esté asociado a un nivel y este sea su nivel correcto.

5. ¿Geometrías innecesarias?

Es muy tentador y sencillo usar trabajos anteriores o trabajos ya confeccionados, descargar cientos de elementos de paginas oficiales y las propias casas comerciales. Pero si no tenemos cuidado lo único que tendremos será un modelo caótico en sus parámetros y pesado por su geometría. 

Otra tendencia muy común es visualizar como queremos que sea el modelo por encima de los requisitos de este. ¿Quién no quiere que su modelo sea rico en detalles y complejo?.

Es bueno utilizar los recursos que tenemos a nuestro alcance, pero estos atajos suelen ser bumerangs que vuelven a ti cuando el modelo empieza a fallar o no se puede abrir por exceso de geometría. 

Cada vez se exigen más modelos que no superen los 300 megas en entrega, y no todo el mundo tiene un equipo con potencia de sobra para tirar con el modelo picassiano que acabamos teniendo. “Simple y bueno, dos veces bueno”.

6. El poder de un buen «check list»

Algo imprescindible y que es un importante consejo para un modelado BIM inteligente es crear un listado donde anotar todas las tareas pendientes de nuestro modelo. Cuanto más complejo sea, más organizados y precisos seremos.

7. No es vergonzoso usar guías, ¡aprovéchate!

En cualquier modelado las guías y las coordenadas son un concepto esencial. Hay genios que modelan sin usarlos, pero el común de los mortales necesitamos algo de orden y coherencia con el espacio. No solo nos ayudará a entender mejor las partes y gestión de nuestro modelo, si no que también nos prevendrá de bastantes errores.

8. Nada como colaborar para perder amistades 😉

Hablamos del eterno proceso de colaboración. Con la metodología del trabajo BIM es difícil encontrarte un trabajo de modelado con un solo modelador. Además de modelar, tenemos que coordinar trabajo, comunicarnos constantemente e incluso adaptarnos a procesos que no van bien con nuestra forma de trabajar. No desesperes, tengo la solución a este problema: BIM Manager.

Debemos entender que es imprescindible la aparición de nuevas figuras que van a influir en el trabajo colaborativo. No puede faltar un buen Gestor BIM, que describa y controle los aspectos del modelo; ayudando a que la comunicación sea lo más rápida y eficiente posible.

Si no encuentras esta figura en tu equipo, pregúntate si trabajas realmente en BIM.

Estos son los 8 consejos para un modelado BIM inteligente. En BIMnD apostamos por la metodología BIM como una forma de trabajo eficiente, sostenible y que enriquece enormemente los proyectos de edificación. 

Si quieres conocer más sobre esta metodología o simplemente conocernos, puedes contactar con nosotros.