Archivo de etiquetas iniciación al BIM

PorEquipo BIMnD

¿Qué exige una entrega en BIM?

Sois muchos los que nos preguntáis qué exige una entrega en BIM o dónde está el mínimo para hacer una entrega en BIM. 

Cuando se exige una entrega en BIM, nos referimos a «usando metodología BIM». Un modelo BIM por si solo es únicamente una parte del trabajo. Tenemos que demostrar, justificar y medir que parte del trabajo, ya sea diseño o ejecución, se ha realizado con Metodología BIM: lo que llamamos desarrollo del BIM.

En resumen, esto supone:

Documento del plan de ejecución BIM (BEP)

Este documento (que se describe en la UNE EN-ISO 19650) debe gestionarse por parte del promotor o del licitador o al menos formar parte de la licitación donde pone en contexto el uso del BIM, (como, para qué, cuando, quien y con qué).

En el caso de que no se gestione este documento desde un principio (de ser así, iría en contra de la propia norma) pero se exija metodología BIM, debe realizarse por parte del responsable BIM del contrato, como documento demostrativo del flujo de trabajo realizado, condiciones recepción y entrega , requisitos y usos de los modelos, responsables implicados y responsabilidades descritas y gestión de información y archivos (CDE*).

Como último dato sobre el BEP, tenemos que saber que es un documento vivo. Quiere decir que habrá revisiones pactadas y cambios adaptados a las necesidades a lo largo del proceso de desarrollo BIM (cambio de software, cambio de responsables, problemas en el diseño/ejecución…). Además, obliga a pactar reuniones periódicas de los agentes y tendremos que reflejarlo en este propio documento como hitos en el tiempo con trazabilidad y firmado por todos para certificar el acuerdo entre los agentes implicados en la metodología BIM.

Este documento debe empezar a crearse en la fase de conceptualización del proyecto, modificarlo en el tiempo de manera justificada y aprobada y entregarse junto con el modelo final “As built”.

Entorno de datos común | CDE

Este elemento descrito en el BEP a grandes rasgos es un repositorio que sirve como medio de entrega, comunicación y control entre los distintos agentes (también descrito en la UNE EN-ISO19650).

Para ello, puede ser un servidor particular que cumpla los requisitos o un software online usado para ese fin con acceso parcializado de los agentes involucrados en la metodología BIM. Aquí tiene que verse la trazabilidad de la información y mediante un proceso de revisión y aprobación.

Será el medio de entrega, recepción y comunicación de los modelos, información necesaria para estos e incluso la información general del proyecto si se exigiese la entrega y revisión del propio proyecto y documentación asociada por este medio.

Quiere decir que la mayor cantidad de información posible debe pasar por este proceso comunicación, revisión, aprobación y archivo. Sumado a que este proceso quede documentado en tiempo, forma y responsable.

Modelos BIM

El modelado debe estar descrito en el BEP, porque puede variar el tipo, forma y cantidad en función no solo del tamaño del proyecto si no también la fase de desarrollo que se encuentre y del requisito de licitador y su posible uso.

La cantidad de usos y requisitos del BIM no se pueden resumir en este documento, por cantidad, circunstancias y complejidad. Esto nos obliga a cambiar el modelo, estructurarlo y gestionar la información en un proceso que genera varios modelos. Estos deberán guardarse y conservarse (CDE*) durante el proceso de desarrollo BIM y aprobarse o descartarse en la parte de aprobación y archivo.

A continuación, aparecen los principales requisitos que se han usado en licitación pública en los años 2020,2021 y 2022:

Esto quiere decir que el modelo se debe preparar para unos criterios particulares. A la necesidad del modelo exigido. Tanto afecta que el requisito del modelo afecta directamente a su calidad y cualidad directamente.

Modelo «As Built»

La existencia de esta cláusula exige que la entrega sea de un modelo «As built» que se traduce al castellano “como construido”, es el pináculo de nuestro trabajo durante todo el desarrollo BIM. Aquí recolectamos toda la información aceptada y aprobada. Esto supone la entrega de un único modelo (o varios coordinados/federados) al final del desarrollo BIM (ej: final de obra), realizado con un programa de modelado, que contenga la información tanto gráfica como la información no gráfica (datos de proyecto). Esta información debe estar en cantidad y cualidad a cómo debe estar reflejada en el BEP (plan de ejecución BIM, suministrada por el promotor o licitada también por este) y junto a él.

Consiste en resumen recolectar toda la información trazable posible y entregarlo junto con el modelo final de la forma exigida y como formato OPENBIM (IFC).

En el caso del modelo «As Built» debe reflejar todos los cambios hechos en obra, con lo que será necesario hacer un control y levantamiento para actualizar el modelo de ejecución de obra para ese fin y añadirle aquella información que exija el órgano licitador/ promotor (cuya descripción debe estar reflejado en el documento BEP). Todo esto debe entregarse mediante un CDE (un repositorio controlado por el responsable BIM, con trazabilidad y confidencialidad, que también debe ser descrito en el BEP).

Si estamos en el supuesto de no hay ningún documento, ni responsable que gestione el trabajo de metodología BIM, se hará un pequeño BEP explicativo junto a la licitación (en donde se explique la metodología usada: la comunicación entre agentes, el medio comunicación, CDE, software usado para entrega entrega).

La cantidad y calidad de este modelo variará en función de los requisitos de un uso posterior de este. Lo más importante que debemos tener en cuenta debemos certificar lo mejor posible que es acorde a la realidad desarrollada.

PorEquipo BIMnD

¿QUÉ ES EL TRABAJO COLABORATIVO EN BIM?

La metodología BIM (Building Information Modeling) es una metodología de trabajo colaborativo para la creación y gestión de un modelo 3D en un proyecto de construcción. Tiene como objetivo principal centralizar toda la información generada en un único modelo digital creado y compartido entre todos los agentes implicados en un proyecto.

La base de la metodología BIM es el trabajo colaborativo entre las diferentes disciplinas implicadas (arquitectura, estructura, ingeniería, etc), pero ¿qué es realmente el trabajo colaborativo?

El trabajo colaborativo se define como la gestión de la información generada en el desarrollo de un proyecto a través de un entorno común, de manera que permita el intercambio de datos a través de un espacio digital único. Nos ofrece la posibilidad de que todos los agentes implicados en un proyecto puedan trabajar a la vez, independientemente de su ubicación.

El uso de una plataforma de colaboración BIM ofrece numerosos beneficios respecto a la metodología tradicional: El flujo de trabajo es más eficiente y preciso, tenemos mayor control sobre los datos generados y mejora la interoperabilidad. Además, evitamos errores durante la fase de ejecución del proyecto y, en consecuencia, reducimos costes.

Actualmente, existen numerosas herramientas para el trabajo colaborativo en BIM. A continuación, te presentamos algunas de ellas: 

  • BIMcollab: esta plataforma abierta nos ofrece un conjunto de software como son BIMcollab Cloud, BCF Managers o BIMcollab ZOOM. El objetivo de esta herramienta es facilitar la comunicación y la colaboración BIM.
  • A360: si en tu negocio trabajas habitualmente con Revit, A360 es la herramienta ideal. Permite consultar y compartir los datos de un proyecto al instante, además de hacer revisiones en tiempo real.
  • TEAM WORK: esta plataforma propia de ArchiCAD es la que permite el trabajo colaborativo en proyectos. Se basa en una tecnología cliente-servidor que garantiza la máxima velocidad y seguridad de los datos compartidos.
  • Trimble Conect: esta herramienta de colaboración abierta permite a las personas implicadas en un proyecto conectarse y compartir los datos necesarios para el correcto desarrollo de un proyecto.

Además de estas cuatro plataformas, existen otras muchas en el mercado actual. Desde BIMnD hemos querido compartir estas cuatro que son las que conocemos de primera mano.

 

Si estás iniciando tu andadura en BIM, debes tener en cuenta que al igual que es muy importante saber manejar un software de modelado, también es igual de importante el uso de este tipo de herramientas. No debemos olvidar que lo que promueve realmente la metodología BIM es la colaboración y comunicación entre los diferentes agentes implicados en un proyecto. 

PorEquipo BIMnD

¿Cómo empezar a trabajar con metodología BIM?

La metodología BIM está a la orden del día. Cada vez son más los profesionales del sector AEC que acuden a nuestras oficinas con la idea de iniciar su andadura en el mundo del BIM e integrar esta metodología en su día a día. Sin duda, el uso de la metodología BIM para arquitectos, constructoras e ingenieros aporta infinidad de beneficios para todos los agentes implicados en un proyecto. Si también es tu caso y quieres dar el salto, aquí te dejamos una serie de pasos básicos a seguir.

Paso 1. ¿Conozco la metodología BIM y cómo puede beneficiar a mi negocio?

La metodología BIM es una metodología de trabajo colaborativa aplicada al sector AEC, cuyo objetivo principal es de integrar a todos los agentes implicados en un mismo proyecto. Aplicada a un negocio del sector AEC, la metodología BIM acorta los tiempos de diseño y producción, reduce costes y mejora la calidad de los proyectos de arquitectura, ingeniería y construcción.

Paso 2. ¿Tiene completamente la empresa decidido implantar BIM y dar el salto a la Transformación Digital?

Si la decisión de implantar BIM la toma un mando medio de la organización seguramente el proceso no se defina ni se lleve a cabo. La decisión de implantar BIM tiene tomarse desde arriba de la jerarquía empresarial. Puede que haya arquitectos, que vean el potencial de esta metodología pero esto de poco servirá si tu como dueño del estudio no estás convencido y estás decidido a dar el salto.

Paso 3. ¿Está mi equipo formado para trabajar en la metodología BIM?

¿Existe ya una buena filosofía a la hora de trabajar en equipo y una buena organización? También es importante entender en qué punto se encuentra tu compañía. Si ya contáis con unos estándares de trabajo flexibles y la empresa trabaja con manual corporativo interno, contando con una gran organización y roles bien definidos, dar el salto a BIM no supondrá un grandísimo esfuerzo, adaptándose a un manual BIM y BEP (BIM Execution Plan), que dicte el funcionamiento global.

Paso 4. Invierte tiempo y personas en la coordinación y gestión.

El proceso de implantación BIM irá mejor si se dedica a una persona a la coordinación, es necesaria la figura de un BIM Manager. Si los proyectos están bien coordinados y gestionados será mucho más sencillo que el proyecto en BIM vaya adelante y se optimice. Un consejo, la persona que coordine y gestione el proyecto tiene que entender BIM al completo. Si el coordinador no es experto y no se ha formado bien en esta metodología, conociendo al detalle los procesos de modelado será imposible que entienda acerca de los tiempos de producción y que coordine un equipo que trabaja con una tecnología y metodología que no domina.

Paso 5. Contar con colaboradores y empresas de apoyo BIM.

En BIMnD contamos con muchos clientes que se encuentran en este punto, dando el paso a la transformación digital y que requieren de una empresa que cuente con experiencia en esta metodología para tener soporte. Ya sea para realizar una implantación BIM completa en el estudio, intervenir en proyectos de gran envergadura o altos picos de trabajo.

Si de verdad estás decidido a dar el salto, te recomendamos que alguna empresa con experiencia BIM te asesore y te acompañe durante el recorrido inicial hasta despegar por completo.

En conclusión, sabemos que BIM ha llegado para quedarse y está ganando terreno en el sector AEC, siendo indispensable para optimizar la productividad y no perder competitividad, pero igualmente sabemos que implantar la metodología BIM en nuestro día a día supone un gran reto y es imprescindible establecer una estrategia adaptada a las necesidades de cada empresa.