Archivo de etiquetas metodologia bim

PorEquipo BIMnD

Datos de licitaciones públicas con requisitos BIM en España en 2022

2022 está a punto de finalizar y estos últimos días del año nos sirven para reflexionar, hacer una valoración de cómo ha sido el año y en BIMnD no vamos a ser menos: en el blog de hoy queremos hacer una valoración de los datos de licitaciones públicas con requisitos BIM en España en 2022, en base a los datos que nos aporta el Observatorio de Licitaciones Públicas CBIM.

«Aumenta el número de licitaciones con requerimientos BIM publicadas»

En 2022 el número de licitaciones públicas con requerimientos en BIM han sido 511, número muy similar al 2021 aunque con un ligero ascenso (+11u). La inversión acumulada asciende hasta 2,5 millones.

La Comunidad Autónoma con mayor implementación de BIM en licitaciones públicas sigue siendo Cataluña, seguida de lejos por la Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana. En cambio, Navarra y La Rioja están a la cola según los datos del observatorio.

«El mayor número de licitaciones BIM se publica para las fases de construcción»

Según la tipología de proyecto, los proyectos en las fases de construcción y diseño son en los que más se usa el BIM en licitaciones públicas, aunando más de un 90% del total. El objeto de proyecto más común: la dirección o asistencia técnica en obra, que por primera vez supera a los contratos de proyecto constructivo que se encontraba como el principal objeto. En el otro extremo, tenemos los proyectos de explotación y mantenimiento que representan sólo un 2% de las licitaciones en BIM.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana es el líder en inversión en licitaciones BIM, principalmente en proyectos de infraestructuras. Si tenemos en cuenta únicamente el sector de la edificación, es el Ministerio de Hacienda el que acumula una mayor inversión.

Cuando se elabora un pliego para una licitación, uno de los aspectos que vienen recogidos son los usos del BIM o la finalidad para la que se va a utilizar la metodología BIM. Los usos más comunes son la integración de disciplinas y coordinación 3D, la visualización y obtención de mediciones/presupuesto, recogiéndose en más del 90% del total de licitaciones de 2022.

Otro elemento que forma parte de forma mayoritaria en los requisitos BIM en pliegos es el entorno de colaboración o CDE, en el 97% del total concretamente. Aunque vemos que no es un aspecto importante a la hora de calcular la puntuación técnica.

«Predomina la puntuación técnica como requisito de idoneidad en los pliegos administrativos»

Por último, la puntuación técnica es la forma predominante a la hora de incorporar metodología BIM en los pliegos administrativos, un 77%. Los aspectos que se tienen en cuenta a la hora de calcular esta puntuación técnica se concentran principalmente en cinco:

  • La experiencia o formación de los perfiles BIM propuestos en el contrato
  • Aspectos equivalentes a la adecuación de la metodología BIM a los requisitos específicos del contrato
  • La descripción del planteamiento para dar respuesta a los usos BIM estipulados
  • Aspectos relativos al modo en que se implementará BIM en el contrato
  • Usos BIM adicionales 

En definitiva, os invitamos a visitar el Observatorio CBIM creado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana como una forma de conocer el avance de la implantación de la metodología BIM en España.

Desde nuestra experiencia, aunque percibimos todavía algunas barreras a la digitalización e implantación BIM en la Administración Pública, vemos un avance año a año. Cada vez son más las Administraciones que entienden el valor de la innovación y la importancia de la transformación digital en la gestión de proyectos y activos en el sector AECO.

PorEquipo BIMnD

¿Qué exige una entrega en BIM?

Sois muchos los que nos preguntáis qué exige una entrega en BIM o dónde está el mínimo para hacer una entrega en BIM. 

Cuando se exige una entrega en BIM, nos referimos a «usando metodología BIM». Un modelo BIM por si solo es únicamente una parte del trabajo. Tenemos que demostrar, justificar y medir que parte del trabajo, ya sea diseño o ejecución, se ha realizado con Metodología BIM: lo que llamamos desarrollo del BIM.

En resumen, esto supone:

Documento del plan de ejecución BIM (BEP)

Este documento (que se describe en la UNE EN-ISO 19650) debe gestionarse por parte del promotor o del licitador o al menos formar parte de la licitación donde pone en contexto el uso del BIM, (como, para qué, cuando, quien y con qué).

En el caso de que no se gestione este documento desde un principio (de ser así, iría en contra de la propia norma) pero se exija metodología BIM, debe realizarse por parte del responsable BIM del contrato, como documento demostrativo del flujo de trabajo realizado, condiciones recepción y entrega , requisitos y usos de los modelos, responsables implicados y responsabilidades descritas y gestión de información y archivos (CDE*).

Como último dato sobre el BEP, tenemos que saber que es un documento vivo. Quiere decir que habrá revisiones pactadas y cambios adaptados a las necesidades a lo largo del proceso de desarrollo BIM (cambio de software, cambio de responsables, problemas en el diseño/ejecución…). Además, obliga a pactar reuniones periódicas de los agentes y tendremos que reflejarlo en este propio documento como hitos en el tiempo con trazabilidad y firmado por todos para certificar el acuerdo entre los agentes implicados en la metodología BIM.

Este documento debe empezar a crearse en la fase de conceptualización del proyecto, modificarlo en el tiempo de manera justificada y aprobada y entregarse junto con el modelo final “As built”.

Entorno de datos común | CDE

Este elemento descrito en el BEP a grandes rasgos es un repositorio que sirve como medio de entrega, comunicación y control entre los distintos agentes (también descrito en la UNE EN-ISO19650).

Para ello, puede ser un servidor particular que cumpla los requisitos o un software online usado para ese fin con acceso parcializado de los agentes involucrados en la metodología BIM. Aquí tiene que verse la trazabilidad de la información y mediante un proceso de revisión y aprobación.

Será el medio de entrega, recepción y comunicación de los modelos, información necesaria para estos e incluso la información general del proyecto si se exigiese la entrega y revisión del propio proyecto y documentación asociada por este medio.

Quiere decir que la mayor cantidad de información posible debe pasar por este proceso comunicación, revisión, aprobación y archivo. Sumado a que este proceso quede documentado en tiempo, forma y responsable.

Modelos BIM

El modelado debe estar descrito en el BEP, porque puede variar el tipo, forma y cantidad en función no solo del tamaño del proyecto si no también la fase de desarrollo que se encuentre y del requisito de licitador y su posible uso.

La cantidad de usos y requisitos del BIM no se pueden resumir en este documento, por cantidad, circunstancias y complejidad. Esto nos obliga a cambiar el modelo, estructurarlo y gestionar la información en un proceso que genera varios modelos. Estos deberán guardarse y conservarse (CDE*) durante el proceso de desarrollo BIM y aprobarse o descartarse en la parte de aprobación y archivo.

A continuación, aparecen los principales requisitos que se han usado en licitación pública en los años 2020,2021 y 2022:

Esto quiere decir que el modelo se debe preparar para unos criterios particulares. A la necesidad del modelo exigido. Tanto afecta que el requisito del modelo afecta directamente a su calidad y cualidad directamente.

Modelo «As Built»

La existencia de esta cláusula exige que la entrega sea de un modelo «As built» que se traduce al castellano “como construido”, es el pináculo de nuestro trabajo durante todo el desarrollo BIM. Aquí recolectamos toda la información aceptada y aprobada. Esto supone la entrega de un único modelo (o varios coordinados/federados) al final del desarrollo BIM (ej: final de obra), realizado con un programa de modelado, que contenga la información tanto gráfica como la información no gráfica (datos de proyecto). Esta información debe estar en cantidad y cualidad a cómo debe estar reflejada en el BEP (plan de ejecución BIM, suministrada por el promotor o licitada también por este) y junto a él.

Consiste en resumen recolectar toda la información trazable posible y entregarlo junto con el modelo final de la forma exigida y como formato OPENBIM (IFC).

En el caso del modelo «As Built» debe reflejar todos los cambios hechos en obra, con lo que será necesario hacer un control y levantamiento para actualizar el modelo de ejecución de obra para ese fin y añadirle aquella información que exija el órgano licitador/ promotor (cuya descripción debe estar reflejado en el documento BEP). Todo esto debe entregarse mediante un CDE (un repositorio controlado por el responsable BIM, con trazabilidad y confidencialidad, que también debe ser descrito en el BEP).

Si estamos en el supuesto de no hay ningún documento, ni responsable que gestione el trabajo de metodología BIM, se hará un pequeño BEP explicativo junto a la licitación (en donde se explique la metodología usada: la comunicación entre agentes, el medio comunicación, CDE, software usado para entrega entrega).

La cantidad y calidad de este modelo variará en función de los requisitos de un uso posterior de este. Lo más importante que debemos tener en cuenta debemos certificar lo mejor posible que es acorde a la realidad desarrollada.

PorEquipo BIMnD

Una breve historia del LOD (Nivel de desarrollo) en BIM

En 2004, Vico Software (ahora parte de Trimble) introdujo el concepto Model Progression Specification (MPS) para facilitar la gestión de la información dentro de BIModel s. El acrónimo ‘LOD’ se utilizó así por primera vez para indicar ‘Nivel de detalle’ y para establecer la confiabilidad progresiva de la información durante un período de tiempo. En 2008, un concepto similar fue adoptado por el Instituto Americano de Arquitectos (AIA), el Grupo de Trabajo de Entrega Integrada de Proyectos (IPD) del Consejo de California y más tarde por el Comité de Documentos Nacionales de AIA. La AIA introdujo cinco ‘Niveles de desarrollo’ (LOD100-LOD500) en el E202 ™ –2008. Building Information Modeling Protocol Exhibit, que se actualizó en 2013. También en 2013, el BIMForum publicó elEspecificación de nivel de desarrollo basada en los protocolos AIA. Estos documentos se convirtieron luego en el punto de referencia de varias directrices y documentos BIM en varios países, incluidos Australia, Canadá, Singapur, China, Taiwán, Alemania y Francia. Otros países desarrollaron sus propias variantes de especificación. Por ejemplo, en Nueva Zelanda, la especificación LOD sigue la AIA (2013) pero define el ‘Nivel de desarrollo’ (LOD) como una suma de cuatro aspectos diferentes: ‘Nivel de detalle’ (LOd), ‘Nivel de precisión’ (LOa ), ‘Nivel de información’ (LOi) y ‘Nivel de coordinación’ (LOc).

En 2007, Dinamarca desarrolló un sistema de clasificación diferente basado en siete ‘Niveles de información’ (0-6) que cubren datos geométricos y no geométricos dentro de elementos de construcción virtuales en los que se basan las diferentes partes. Este concepto se incorporó luego al documento de las Directrices nacionales BIM de la CRC de Australia (2009) y al ‘Nederlandse BIM informatieniveaus’ (2014), aunque los Niveles de desarrollo de EE. UU. (LOD100-LOD500) fueron el sistema dominante utilizado en ambos países.

A continuación, la Especificación del proyecto BIM de Hong Kong (2011) incorporó varias tablas para definir el ‘Nivel de detalle’ mínimo requerido con los modelos, pero sin proporcionar una clasificación.

En 2009, la AEC (Reino Unido) lanzó un Protocolo BIM que presenta una Metodología de Desarrollo de Modelos que incorpora el Nivel de Detalle / Grado dentro de una clasificación dedicada exclusivamente a los aspectos geométricos (G0-G3). En 2012, AEC (CAN) adoptó el mismo concepto en Canadá. Sin embargo, en 2014, la segunda versión del Protocolo BIM ahora solo se refiere a la Especificación BIMForum LOD lanzada en 2013. En el Reino Unido, PAS1192-2, se publicó en 2013 e introdujo el ‘Nivel de definición’, un nuevo sistema de clasificación. con siete niveles (1-7) que representan tanto un ‘Nivel de detalle del modelo’ (LOD) (para contenido gráfico) como un ‘Nivel de información del modelo’ (LOI) (para contenido no gráfico). Este concepto se incorporó posteriormente, en 2015, tanto en el kit de herramientas BIM de NBS como en el protocolo de tecnología BIM de AEC (Reino Unido), mientras que el Protocolo CIC BIM (2013) continúa refiriéndose solo a Niveles de Detalle. El enfoque del Reino Unido ha influido en la última versión del BIMForumLOD Specification (2015) que por primera vez incluye tanto la geometría de elementos como la información de atributos asociados . Y así seguimos usándolo hoy en día tras numerosas actualizaciones.

La versión más actual del concepto de Level of Development es de diciembre de 2020 y es la que usamos a día de hoy, a la espera de nuevos cambios.

PorEquipo BIMnD

¿Por qué la captura de la realidad es crucial en los proyectos de edificación?

Podemos ver avances tecnológicos en numerosos aspectos de nuestras vidas que hace que veamos nuestro entorno de distinta forma. No es la primera vez que hacemos referencia a los avances tecnológicos en este blog; ya hemos hablado anteriormente de la metodología BIM y el gran cambio que está suponiendo en el sector. En esta ocasión, os hablaremos de otro concepto: la captura de la realidad para conseguir una réplica virtual de un activo.

A medida que el diseño de edificios se vuelve cada vez más complejo y la rehabilitación de edificios ya existentes está a la orden del día, son necesarios avances tecnológicos y mejores herramientas que permitan la captura real de un entorno en 3D.

Unas de estas herramientas son el Escáner Láser 3D terrestre o el Mobile Mapping. Permite capturar o documentar la realidad de un entorno para crear una réplica virtual en 3D. Su tecnología le permite lanzar una cortina de rayos láser rotativa con un barrido de 360º y alcanzar un rango determinado dependiendo del escáner con el que nos encontremos.

En BIMnD trabajamos a diario con profesionales del sector AEC que nos solicitan el servicio de escáner láser para proyectos de rehabilitación, reformas, obra nueva, patrimonio o topografía. Además de profesionales que necesitan optimizar la gestión de sus activos y estas herramientas les permiten ahorrar tiempo y dinero en las fases de diseño, mantenimiento y en procesos de ampliación.

Nos hemos encontrado con proyectos que son ejemplos claros de las ventajas que tiene esta herramienta respecto a la medición tradicional:

En este primer ejemplo, podemos ver la comparativa de los datos obtenidos con una medición tradicional (amarillo) y una medición con escáner láser 3D (rojo). Este proyecto nos fue solicitado por la dificultad de los arquitectos para cuadrar las plantas del edificio.  

Una de las características principales del escáner láser 3D es que capturamos la realidad de lo que vemos, por lo que en este proyecto fue la solución definitiva para eliminar los errores que se venían acometiendo en la toma de datos.

En este segundo ejemplo, os presentamos la toma de datos de todos los viales de un pueblo con Escáner Láser 3D. Lo llamativo de este proyecto es que lo realizamos en 2 jornadas de trabajo.

La tecnología del escáner láser 3D fue crucial, ya que la rapidez y ahorro de recursos que te da el escáner láser 3D fue lo que permitió que pudiese escanearse el pueblo al completo.

El fin último de este servicio es que, posterior al proceso de escaneado, generemos una nube de puntos tridimensional (como vemos en el segundo ejemplo) a partir de la cual se puede obtener la más diversa información sobre el modelo virtual generado.

Entre esta información destacamos: generación de un gemelo digital fiel a la realidad, mediciones en verdadera magnitud, integración de la nube en un software BIM, mallas geométricas de alta definición, compartir la información en la nube, realizar un tour virtual por el modelo o una impresión en 3D.

En este último ejemplo, podéis ver un recorrido por la nube de puntos creada del Museo Casa de los Tiros en Granada. En un tiempo récord, se consiguió digitalizar todo el edificio y obtener esta nube de puntos fiel a la realidad como base óptima para futuras necesidades del espacio.

Esta nube de puntos podrá ayudar en futuros proyectos de ampliación o reformas sirviendo como base para mediciones, planos o simulaciones que se realicen. Además, de optimizar las labores de mantenimiento y análisis que se deseen realizar, entre otros muchos usos. 

A partir de ahora, se dispone de una información completa y actualizada del activo, y podrán disponer de ella todos los agentes implicados en futuros proyectos.

En definitiva, esta herramienta permite a los profesionales del sector ser más competitivos y poner a disposición del cliente final un valor añadido. En BIMnD como expertos en transformación digital del sector AEC, ofrecemos el servicio de escáner láser 3D para todo tipo de levantamientos. Además de la formación necesaria para integrar esta herramienta en el día a día de una empresa.

¿Crees que la captura de la realidad puede ayudarte en algún proyecto? ¿O simplemente te apetece conocer más sobre esta metodología de trabajo? Te invitamos a que reserves una reunión con nuestro equipo de consultores: 

PorEquipo BIMnD

¿QUÉ ES EL TRABAJO COLABORATIVO EN BIM?

La metodología BIM (Building Information Modeling) es una metodología de trabajo colaborativo para la creación y gestión de un modelo 3D en un proyecto de construcción. Tiene como objetivo principal centralizar toda la información generada en un único modelo digital creado y compartido entre todos los agentes implicados en un proyecto.

La base de la metodología BIM es el trabajo colaborativo entre las diferentes disciplinas implicadas (arquitectura, estructura, ingeniería, etc), pero ¿qué es realmente el trabajo colaborativo?

El trabajo colaborativo se define como la gestión de la información generada en el desarrollo de un proyecto a través de un entorno común, de manera que permita el intercambio de datos a través de un espacio digital único. Nos ofrece la posibilidad de que todos los agentes implicados en un proyecto puedan trabajar a la vez, independientemente de su ubicación.

El uso de una plataforma de colaboración BIM ofrece numerosos beneficios respecto a la metodología tradicional: El flujo de trabajo es más eficiente y preciso, tenemos mayor control sobre los datos generados y mejora la interoperabilidad. Además, evitamos errores durante la fase de ejecución del proyecto y, en consecuencia, reducimos costes.

Actualmente, existen numerosas herramientas para el trabajo colaborativo en BIM. A continuación, te presentamos algunas de ellas: 

  • BIMcollab: esta plataforma abierta nos ofrece un conjunto de software como son BIMcollab Cloud, BCF Managers o BIMcollab ZOOM. El objetivo de esta herramienta es facilitar la comunicación y la colaboración BIM.
  • A360: si en tu negocio trabajas habitualmente con Revit, A360 es la herramienta ideal. Permite consultar y compartir los datos de un proyecto al instante, además de hacer revisiones en tiempo real.
  • TEAM WORK: esta plataforma propia de ArchiCAD es la que permite el trabajo colaborativo en proyectos. Se basa en una tecnología cliente-servidor que garantiza la máxima velocidad y seguridad de los datos compartidos.
  • Trimble Conect: esta herramienta de colaboración abierta permite a las personas implicadas en un proyecto conectarse y compartir los datos necesarios para el correcto desarrollo de un proyecto.

Además de estas cuatro plataformas, existen otras muchas en el mercado actual. Desde BIMnD hemos querido compartir estas cuatro que son las que conocemos de primera mano.

 

Si estás iniciando tu andadura en BIM, debes tener en cuenta que al igual que es muy importante saber manejar un software de modelado, también es igual de importante el uso de este tipo de herramientas. No debemos olvidar que lo que promueve realmente la metodología BIM es la colaboración y comunicación entre los diferentes agentes implicados en un proyecto. 

PorEquipo BIMnD

¿Cómo empezar a trabajar con metodología BIM?

La metodología BIM está a la orden del día. Cada vez son más los profesionales del sector AEC que acuden a nuestras oficinas con la idea de iniciar su andadura en el mundo del BIM e integrar esta metodología en su día a día. Sin duda, el uso de la metodología BIM para arquitectos, constructoras e ingenieros aporta infinidad de beneficios para todos los agentes implicados en un proyecto. Si también es tu caso y quieres dar el salto, aquí te dejamos una serie de pasos básicos a seguir.

Paso 1. ¿Conozco la metodología BIM y cómo puede beneficiar a mi negocio?

La metodología BIM es una metodología de trabajo colaborativa aplicada al sector AEC, cuyo objetivo principal es de integrar a todos los agentes implicados en un mismo proyecto. Aplicada a un negocio del sector AEC, la metodología BIM acorta los tiempos de diseño y producción, reduce costes y mejora la calidad de los proyectos de arquitectura, ingeniería y construcción.

Paso 2. ¿Tiene completamente la empresa decidido implantar BIM y dar el salto a la Transformación Digital?

Si la decisión de implantar BIM la toma un mando medio de la organización seguramente el proceso no se defina ni se lleve a cabo. La decisión de implantar BIM tiene tomarse desde arriba de la jerarquía empresarial. Puede que haya arquitectos, que vean el potencial de esta metodología pero esto de poco servirá si tu como dueño del estudio no estás convencido y estás decidido a dar el salto.

Paso 3. ¿Está mi equipo formado para trabajar en la metodología BIM?

¿Existe ya una buena filosofía a la hora de trabajar en equipo y una buena organización? También es importante entender en qué punto se encuentra tu compañía. Si ya contáis con unos estándares de trabajo flexibles y la empresa trabaja con manual corporativo interno, contando con una gran organización y roles bien definidos, dar el salto a BIM no supondrá un grandísimo esfuerzo, adaptándose a un manual BIM y BEP (BIM Execution Plan), que dicte el funcionamiento global.

Paso 4. Invierte tiempo y personas en la coordinación y gestión.

El proceso de implantación BIM irá mejor si se dedica a una persona a la coordinación, es necesaria la figura de un BIM Manager. Si los proyectos están bien coordinados y gestionados será mucho más sencillo que el proyecto en BIM vaya adelante y se optimice. Un consejo, la persona que coordine y gestione el proyecto tiene que entender BIM al completo. Si el coordinador no es experto y no se ha formado bien en esta metodología, conociendo al detalle los procesos de modelado será imposible que entienda acerca de los tiempos de producción y que coordine un equipo que trabaja con una tecnología y metodología que no domina.

Paso 5. Contar con colaboradores y empresas de apoyo BIM.

En BIMnD contamos con muchos clientes que se encuentran en este punto, dando el paso a la transformación digital y que requieren de una empresa que cuente con experiencia en esta metodología para tener soporte. Ya sea para realizar una implantación BIM completa en el estudio, intervenir en proyectos de gran envergadura o altos picos de trabajo.

Si de verdad estás decidido a dar el salto, te recomendamos que alguna empresa con experiencia BIM te asesore y te acompañe durante el recorrido inicial hasta despegar por completo.

En conclusión, sabemos que BIM ha llegado para quedarse y está ganando terreno en el sector AEC, siendo indispensable para optimizar la productividad y no perder competitividad, pero igualmente sabemos que implantar la metodología BIM en nuestro día a día supone un gran reto y es imprescindible establecer una estrategia adaptada a las necesidades de cada empresa.