Archivo de etiquetas seguimiento obra

PorEquipo BIMnD

Control y seguimiento de obra con Nube de Puntos y BIM

El proceso constructivo de un edificio es un proceso complejo, largo y en el que intervienen numerosos trabajos y profesionales de diferentes disciplinas. Todo esto supone, en la mayoría de los casos, los inevitables sobre costes en obra.

Evitar que se produzca este aumento del presupuesto inicial requiere de una organización y coordinación clara desde el inicio, además de desarrollar un buen control durante todo el proceso de obra.

Así, conocer cada detalle del proyecto de forma precisa y el seguimiento de obra son aspectos cruciales en la gestión de proyectos de construcción.

En este blog, exploraremos como las últimas tecnologías, entre ellas, el desarrollo de un modelo BIM y el escaneado láser 3D, han revolucionado el seguimiento y control de obra, además de crear una base perfecta para el mantenimiento posterior del edificio. El proceso para consiste en:

1. Escaneo inicial estado actual

Antes del comienzo de la obra, se realiza una digitalización con escáner láser 3D. El objetivo es obtener unos datos lo más precisos posible del estado actual del espacio en el que se desarrollará la obra. Si ya existe un edificio obtenemos datos del estado actual, y si no obtenemos datos de la ubicación y emplazamiento del futuro edificio.

2. Desarrollo modelo BIM inicial

A partir de la nube de puntos generada, se desarrolla un modelo BIM siguiendo la documentación técnica del proyecto. Obtendremos una réplica virtual exacta de cómo debe quedar el edificio una vez finalizado el proceso de obra.

Para un edificio de nueva construcción, el modelo BIM inicial se realizaría a partir de los planos de diseño, ya que en el escaneo inicial solo tendremos información del terreno y emplazamiento.

Es en este punto, ya se pueden ver los posibles fallos o incoherencias que podrían llegar a ocurrir durante la fase de construcción, como colisiones entre instalaciones, de arquitectura y estructura, que no haya hueco suficiente para las instalaciones, etc.

Además, se puede anticipar el comportamiento energético. Lo que conlleva un ahorro económico mediante la toma de decisiones temprana y un menor impacto ambiental con una menor producción de residuos.

3. Escaneos durante la obra

Una vez comenzada la obra, se realizan una serie de escaneos en el espacio. El objetivo es recoger datos del estado y el avance que está teniendo la obra para, posteriormente, compararla con el modelo BIM inicial.

Esto nos permite controlar de forma exacta el avance que está teniendo la obra y las diferencias que está teniendo respecto al proyecto inicial. Nos servirán de consulta, por ejemplo, para comprobar cómo están colocadas las instalaciones bajo techos no registrables, e ir actualizando el modelo inicial.

4. Modelo As Built “como construido”

La evolución de la obra puede llevar a que se realicen cambios en el modelo inicial para adaptarlas a una situación que se ha dado en el proceso de construcción. Así, el modelo As Built recoge todos estos cambios para desarrollar una réplica virtual del edificio construido con numerosa información.

Al contar con un modelo As Built preciso y actualizado, los propietarios, administradores y gestores del activo pueden planificar y ejecutar el mantenimiento de manera más efectiva. Por lo tanto, se trata de un modelo que ayuda a prevenir problemas futuros y prolongar la vida útil del edificio.

La precisión, eficiencia y capacidad para detectar problemas tempranamente hacen que estas nuevas tecnologías sean invaluables, tanto durante la fase de construcción como en el mantenimiento a largo plazo de edificios.