El uso de BIM para Project Management y Facility Management

PorEquipo BIMnD

El uso de BIM para Project Management y Facility Management

La metodología BIM ha revolucionado la industria AEC en términos de viabilidad económica y técnica. Pero, ¿conoces la perspectiva de BIM en los sectores de project management y facility management?  Las ventajas de la aplicación del BIM aportan una gran eficiencia en la gestión de proyectos y activos.

La gestión de un activo es un proceso continuo, que pasa por diferentes fases desde el diseño del mismo hasta su demolición, y que supone  el manejo de grandes volúmenes de datos, coordinación de un equipo multidisciplinar y ser responsable de muchas decisiones que marcarán el futuro del edificio.

El uso de las últimas tecnologías como la metodología BIM o la digitalización con escáner láser 3D ofrece una solución única para los gerentes de proyectos y activos. Permitiendo un mayor control de la información y ayudando a una gestión eficaz que maximice beneficios y reduzca sobrecostes.

¿Cómo se optimiza la gestión de activos y gestión de proyectos en un edificio?

El uso de las últimas tecnologías, la digitalización y el trabajo colaborativo pueden aportar gran valor en la gestión de un edificio.

Trabaja con información completa, centralizada y precisa

El ciclo de vida de un edificio es complejo: desde su diseño y construcción inicial, el edificio va a ir sufriendo cambios con el paso del tiempo (ampliaciones, reformas de algunas estancias, cambios en la climatización, saneamiento, etc).

Es necesario que todos estos cambios estén documentados, se disponga de un histórico del edificio y toda la información sea accesible.

El uso de las últimas tecnologías disponibles e integrarlas desde el inicio en la gestión del edificio ayudan a disponer de toda la información completa, centralizada y precisa: la digitalización con Mobile Mapping del edificio nos aporta datos precisos y actualizados en un tiempo récord. Si además trabajamos esos datos en un modelo 3D o BIM conseguimos tener toda la información del edificio unificada en un único modelo o espacio de trabajo.

Mayor control de la información del edificio

Una situación muy común para los perfiles de facility manager y project manager es disponer de planos desactualizados, información no accesible o desordenada en diferentes carpetas o necesidad de disponer en todo momento del personal que realiza el mantenimiento para conocer datos precisos de maquinaria o espacios del edificio.

Disponer de una réplica virtual del edificio en un entorno común de datos aporta una solución integral para evitar las situaciones descritas anteriormente. En ese espacio común podemos alojar toda la información del edificio: réplica virtual en 3D, planos 2D, información de proveedores, histórico del edificio, etc.

Existen multitud de posibilidades a la hora de trabajar con un CDE o Common Data Environment, únicamente debemos establecer desde el inicio que queremos conseguir y trabajar en adaptar este espacio a las necesidades de cada edificio.

Toma decisiones de forma segura

Para gestionar activos o gestionar proyectos es necesario una toma de decisiones ágil, rápida y segura. Son muchas las decisiones que hay que tomar para conseguir un buen funcionamiento del edificio día a día.

En este sentido, disponer de toda la información accesible mejora el control de todos los factores que pueden afectar al edificio y, a su vez, aporta seguridad en la toma de decisiones. Elimina los huecos de información que provocan una toma de decisiones imprecisa o en base a datos erróneos.

Disminuye sobrecostes y el desperdicio de recursos

Los temidos «sobrecostes»… y tan difíciles de prever y evitar. En todo proceso constructivo o de reformas de un activo, es un elemento que está muy presente. Es primordial cumplir con la planificación del proyecto para evitar que los sobrecostes provoquen una pérdida de rendimiento.

La metodología BIM, el trabajo colaborativo y la digitalización de un activo tienen mucho que aportar en este sentido.

Por ejemplo, con la elaboración de un modelo 4D con información complementaria para optimizar la planificación, gestión del proyecto y ejecución en obra. O un modelo 5D que aporta costes y cronograma de construcción.

Esto es únicamente un ejemplo, ya que cada proyecto es diferente y para sacar el máximo provecho de las últimas tecnologías debemos integrarlas de forma personalizada y adaptadas a cada proyecto y cada edificio.

Colaboración entre los agentes ágil y sencilla

Como hemos comentado al inicio de este post, el trabajo colaborativo es la base de la metodología BIM y también es la base que nos permitirá optimizar la coordinación de las diferentes disciplinas en la gestión de edificios y activos.

Tener información del edificio precisa y actualizada es importante, pero si no tenemos una metodología que nos permita compartir la información que necesitemos con los agentes involucrados en la gestión, faltará una parte fundamental para ahorrar recursos en cada proyecto.

Ayuda al buen funcionamiento del edificio

En definitiva, todos estos beneficios radican en mejorar el buen funcionamiento del edificio o activo. Apostar por el uso de las últimas tecnologías aporta una solución integral que soluciona numerosos problemas en la gestión de activos. 

Si quieres saber más sobre la gestión de activos a través de gemelo digital:

O si lo prefieres, puedes contactar con nosotros:

    ¿En qué parte de la gestión de activos estás interesado?
    Consultoría BIMDigitalización con Escáner Láser 3DDossier centralizado onlineGemelo digital

    * Campos requeridos

    Sobre el autor

    Equipo BIMnD administrator